Testimoniales

…papá, a mí no me hace falta que me lleves a ningún otro lado, olvídate de Miami, nada de eso… me puedes traer todos los años aquí, a pasar dos meses surfeando contigo… podemos traer a mamá y a Juancho, ellos pueden tomar clases, jugar y pasear, la van ha pasar bién también…

…esta ola pagó mi viaje…!”
Rafucho a todo el grupo después de cojer una ola en Playa Negra

…entre las olas y las risas, los chamos, el grupo en general, el paquete en su totalidad es ideal…

…me acuerdo cuando caminaba hacia la playa por el puente de madera, y me cruzo con el grupo de hawaiianos, que venían de vuelta del agua, uno de ellos -el que surfeaba con casco- se me queda viendo, me hace un gesto con su cara y el saludo del surfer con sus dedos estirados, al mismo tiempo que deja escapar un ¡Aloha!… me sentí estar en el centro del surfing mundial!

…Manolo fué el que cojió el mejor tubo de todos!”
decisión unánime del grupo al ver las fotos de la última sesión.

…Bueno Maesitos… les diré que yo estaba medio retirado del surfing y con muchas cosas en la cabeza que me hacían pensar de que ya debía de bajar la chola. Ustedes saben, los rollos del trabajo, la situación en el país, la familia que mantener, la casa… y un montón de cosas mas. Me arranco con ustedes para ver que pasa, chamo y cuando me meto en el agua… me doy cuenta de esto es lo que he estado haciendo desde que tenía 12 años, y todavía hoy a los 48… me gusta muchísimo, claro está, el cuerpo no responde igual que hace unos 10, 15 ó 20 años. Desde que llegué de vuelta a la realidad, he estado pensando a diario en todo lo que envuelve al surfing. Realmente fue como un descubrimiento en un momento que no hay nada que descubrir. Así que me propuse, que desde ahora y mientras pueda, voy a estar haciendo y pegándome a planes de surfing con este grupito de habladores de gamelote, soñadores, cobardes a los mandriles, fisgoneadores, cuenteros, tuberos, guacharacas (Rafucho)… pero buenos panas!… y la super suerte que tuvimos; tremendo fotógrafo nos gastamos… envidia de muchos viajeros que van y no puedan documentar algún buen momento. Cuídense chamines… que el viejito les va a pasar por encima…